Estilos de ramo de flores

Algunos de vosotros os habréis encontrado en alguna ocasión hablando con un florista o dependiente e intentado explicarles qué ramo es el que queréis comprar. Contándoles un poco para quién es, la ocasión para lo que lo quieres, tus gustos etc. A veces se hace un poco tedioso porque el florista puede no captar bien la esencia, o lo que le intentáis explicar no se corresponde con el estilo del ramo de flores, ya que lo que para ti es clásico para otro puede ser contemporáneo, por poner un caso.

En este post os voy a contar, según mi experiencia de florista y en atención al cliente, unas pequeñas pautas para comprar un ramo de flores de manera adecuada, teniendo en cuenta unos sencillos requisitos y así triunféis con vuestra compra, porque no queréis enviar un ramo romántico a un compañero de trabajo, por ejemplo. ;)

Significado de las flores

La ocasión

Lo primero que debes explicarle al florista es para qué ocasión es tu ramo de flores. Esto es fundamental, ya que con esto el ramo ya está prácticamente definido. Si le explicas que es para un aniversario de bodas, para un amigo del trabajo o para tu hermana, el florista sabrá por donde empezar.

Colores

A veces se confunden términos, y los clientes explican que quieren un ‘ramo de verano’, y en su mente están colores como el rojo y amarillo, por ejemplo. Pero para un florista decir ‘ramo de verano’ significa usar flores de la temporada de verano, que no tienen porque ser rojas o amarillas y puede crear un ramo que no acierte con lo que el cliente tiene en mente. Por lo tanto, cuando expliques como te gustaría el ramo siempre concreta que colores te gustan, dejando a un lado términos como ‘ramo de invierno, ramo de verano’. Especifíca y dí: me gustaría un ramo alegre, con colores cálidos como el naranja, rojo y amarillo. Con esto no habrá dudas, y el ramo será tal y como tu quieres.

Estilo

Por último, os voy a definir 4 sencillos conceptos para tu ramo de flores ideal y podáis usarlos a la hora de comprar tu ramo de flores:

Clásico: Este ramo consistiría en usar flores tradicionales como rosas, lirios, cristantemos etc. Su forma es compacta y redonda y son muy usados para ocasiones especiales como aniversarios, porque son ramos románticos con muchas flores que transmiten un toque ‘distinguido y caro’. Este ramo es ideal para personas clásicas o románticas.

(Pincha aquí para ver un ejemplo de ramo clásico)

Estilo silvestre: Como muchos sabréis, este estilo es uno de mis favoritos. Consiste en un ramo natural, que evoca a la naturaleza, usando diferentes tipos de verdes y hojas, y flores silvestres. La forma del ramo es irregular (es decir, no es un ramo compacto) y lo recomiendo para personas que les guste mucho el campo y tengan un carácter más desenfadado.

(Pincha aquí para ver un ejemplo de ramo silvestre)

Estilo contemporáneo: Este estilo es poco usual, por eso es un ramo especial y arriesgado en el que no se usa mucho verde, usando normalmente una sola gama de color (por ejemplo, un ramo solo en tonos rojos), usando flores poco usuales, como asiáticas o tropicales, y materiales modernos como troncos, plumas o incluso frutas. Este ramo lo recomiendo para personas que sabes muy concretamente que tienen gustos diferentes a los habituales y que tienen un estilo de vida más ‘artístico’.

(Pincha aquí para ver un ejemplo de contemporáneo)

Estilo corporativo: Yo definiría este estilo de ramo como simple, sencillo y clásico. Es un ramo que su función consiste en enviar un detalle a personas que no conoces mucho, del entorno laboral para dar las gracias por una reunión, un trato cerrado o el éxito de algún negocio. Se podría considerar dentro del estilo clásico arriba mencionado, pero eliminando la parte sentimental y romántica que evoca un ramo de rosas rojas, por ejemplo. Por la tanto es un ramo sencillo, con flores habituales en floristerías que no denoten ideas confusas y sea bonito, perfecto para un regalo. Este puede ser el más difícil de hacer, por lo tanto dile a tu florista que quieres un ramo corporativo y deja en sus manos la decisión de elegir las flores, él sabrá que hacer.

(Pincha aquí para ver un ejemplo de ramo corporativo)

Significado de las flores

RESUMEN: Teniendo en cuenta estas pautas no puede haber error a la hora de elegir tu ramo de flores perfecto. Cuando vayas a la floristería, un ejemplo sería: Desearía comprar un ramo de flores para el cumpleaños de mi madre (ocasión), en tonos rosas y blancos (colores) y que sea clásico (estilo). Con esto, acertarás y la compra será rápida y sencilla.

¡Ah, casi se me olvida! Es fundamental que tengas claro que el ramo que vas a comprar debe coincidir con los gustos de la persona a la que va dirigida el ramo, no con tus propios gustos. Esto a veces se confunde y es un error habitual, que a ti no te gusten las rosas no significa que a la persona que le compras el ramo le encanten, por ejemplo. =)

¡Espero que os ayude! Echa un ojo a mi galería de Instagram, y verás diferentes ejemplos que te pueden inspirar (Instagram MyWildBouquet) o pincha aquí para aprender a cuidar un ramo de flores y así puedas aconsejar a la persona que se lo regales.